La credencial del peregrino

Joven

Es un documento que se entrega exclusivamente a los peregrinos que hacen el Camino de Santiago de la forma más tradicional (a pie, a caballo o en bicicleta). Tan sólo tiene el fin de identificar a su portador, y permitir su estancia en los albergues de peregrinos. Su posesión no le da ningún derecho o privilegio.

Este documento, proviene de las antiguas cartas de presentación que desde tiempo inmemorial sirvieron de salvoconducto a los peregrinos. La acreditación venía amparada y firmada por papas, obispos, reyes, nobles, clérigos, etc. . Con ella, y debido a su condición de peregrinos, en muchos casos, además de ser atendidos en instituciones hospitalarias, les evitaba el pago de portazgos y pontazgos.

La Credencial del Peregrino, se entrega en las respectivas Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago, sobre todo, en las de las grandes ciudades por las que pasa el Camino Francés. Para obtenerla, lo mejor es dirigirse a la más próxima a su localidad. Es conveniente tramitarla con la debida antelación a la fecha de partida, ya que en muchos lugares es condición y requisito imprescindible su presentación para poder utilizar las instalaciones de acogida.

En caso de encontrar dificultades para su obtención, se puede dirigir a la Federación de Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago, a la Oficina de Atención al Peregrino en la ciudad de Santiago de Compostela o a la propia Asociación burgalesa. (En el apartado de enlaces, podrá encontrar sus direcciones de página web).

Comenzar sin ella tampoco debe entrañar ninguna dificultad. Un cuaderno o folio con los sellos de los albergues o localidades por donde se va pasando servirá como acreditación y salvoconducto para pernoctar, e incluso si los motivos de peregrinación y kilómetros recorridos se corresponden con los exigidos por la Catedral de Santiago tendrá la misma validez para la obtención de la Compostela.

Es conveniente recordar que la credencial peregrina no es un álbum para coleccionar sellos de los albergues; para estos menesteres, la propia guía o un cuaderno pueden servir. Lo normal es sellar una vez al día en el lugar donde se pernocta.

Con la Credencial del Peregrino debidamente cumplimentada, se puede obtener la "Compostela".

Extraído del folleto "Consejos Prácticos" editado por la Federación de Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago).

Muy Importante

Hacer el Camino de Santiago es un compromiso personal y corresponde en exclusiva al propio peregrino proporcionarse los medios adecuados (alimentación, cobijo, etc.) para llevar a cabo esta empresa.

  • La hospitalidad de los pueblos ha velado siempre por facilitar esta peregrinación erigiendo refugios, albergues y hospitales en los que gozan de preferencia los más necesitados.
  • El peregrino no puede exigir nada por su condición de tal, sino agradecer la ayuda recibida.
  • Los refugios carecen de subvenciones y deben mantenerse con la colaboración de los mismos peregrinos.
  • Al llegar al refugio muestre su Credencial del Peregrino sin esperar a que se la pidan.
  • Acate las normas de cada refugio y atienda las indicaciones de los hospitaleros.
  • Mantenga limpios los albergues en los que pernocte y cuide sus instalaciones.
  • Respete el descanso de los demás.
  • Si camina en grupo organizado, o realiza la peregrinación en bicicleta, conviene que se busque un cobijo alternativo diferente a los refugios de peregrinos.
  • La Credencial podrá serle retirada por uso indebido de la misma.

La Compostela

Joven

Siguiendo con una tradición que procede del Siglo XIV, la Compostela es un certificado que se otorga a quien demuestre haber peregrinado a Compostela de modo tradicional un determinado número de kilómetros: los últimos 100 Km. si se efectúa a pie o en montura, o 200 kilómetros si el medio empleado es la bicicleta.

Representando los documentos acreditativos antiguos, y bajo una orla de vieras y hojas de roble, se especifica el nombre en latín del peregrino/a, así como que se ha peregrinado por motivos religiosos, en definitiva se otorga a "Pietatis Causa".

En los últimos años, debido a las motivaciones del peregrino moderno, se ha puesto en marcha un certificado alternativo en el que se especifican diferentes motivos de peregrinación, (arte, cultura, aventura... etc.).

Una vez finalizada la peregrinación en las condiciones arriba expuestas,la manera de obtener la Compostela es solicitarla mediante la presentación de la Credencial, en la "Oficina de Acogida al Peregrino" de la Catedral de Santiago de Compostela, sita en la Rúa del Villar número 1 (Casa del Deán).

 
Aviso Legal  | Información General  | Aviso Cookies  | Diseñada por SSII